jueves, 5 de marzo de 2015

● Sierra de Alhama - Subida a La Torca

La Torca (1.500 m.). En el horizonte, al oeste Sierra Nevada y al este la Maroma

6 de Diciembre de 2.014
Incursión para conocer la Sierra de Alhama y alcanzar su máxima cota, La Torca 1.500 m., con fabulosas vistas hacia la costa y la Comarca de la Axarquía por su vertiente sur, y hacia el Campo de Zafarraya por su cara norte, siempre con la imponente Maroma en el horizonte.

Perfíl 3D de la ruta

Método M.I.D.E. de clasificación de la ruta (Pulsa aquí para ver el significado)

Dificultad técnica: media alta, ya que la ruta requiere saber moverse por terreno pedregoso que dificulta y ralentiza bastante el caminar.
Dificultad física: media, se salva poco desnivel y no es muy larga  pero sin embargo es una ruta lenta que requiere no perder la concentración y asegurarse bien dónde se pisa.
Tiempo total: 5 h. 59 min. Distancia total: 10,3 kms. Ruta lineal.
Desnivel mín.: 1.040 m. Desnivel máx.: 1.500 m. Desnivel acum.: 618 m.
Participantes: Pepe (Patrón), Diego Gil, Juan López y Rafael Blasco.
Cimas: La Torca (1.500 m.).
Ubicación: la Sierra de Alhama está formada por 3 pequeñas subsierras (Sierra de Guaro, Sierra del Cabrero y Sierra de Marchamona) y queda ubicada al norte de la provincia de Málaga. Hace las veces de varios límites territoriales: provincial entre Granada y Málaga, comarcal entre la Comarca de la Axarquía y la Comarca de Alhama, y también hace de límite por el oeste con el Parque Natural de las Sierras de Alhama, Tejeda y Almijara y por el este con el Arco Calizo Central.
Accesos: Saliendo desde Málaga tardamos solo 1 hora en llegar hasta el comienzo de la ruta. Tomamos la A-45 dirección Antequera y al llegar a la altura de Casabermeja nos desviamos por la comarcal A-356 dirección Colmenar. Antes de llegar a este pueblo tomamos la A-7204, pasamos por La Casona Los Moriscos, y un poco más adelante nos desviamos por la MA-115 dirección Alfarnate. Atravesamos el pueblo y cogemos finalmente la MA-156 (MA-4103) dirección Guaro y, tras varios kilómetros, encontramos un cortijo a la izquierda con un camino de tierra en subida donde se puede aparcar para comenzar la ruta.
G.P.S.: Ruta subida a Wikiloc (PULSA AQUÍ PARA DESCARGARTE EL TRACK)
Mapas: la cartografía la encontramos a caballo entre 2 mapas del IGN: el MTN 50 nº 1039 (Colmenar) año 2008 escala 1:50.000 y el MTN 50 nº 1040 (Zafarraya) año 2008 escala 1:50.000.

Perfíl de la ruta

Hacía más de un año que no nos juntábamos los cuatro y que en esta ocasión nos honró con su presencia Pepe el Patrón, un viejo rockero de las montañas al que aún le queda cuerda para rato.

Inicio de la ruta junto al carril de subida por el Cortijo Villa Elvira

*Importante: buena parte de la sierra hasta llegar a la cima es de propiedad privada (el dueño vive en el cortijo de Villa Elvira) y no la tiene vallada por ninguno de sus límites, únicamente tiene una cadena en el camino de acceso que, más que nada, lo que viene a prohibir es el paso de vehículos. Y todo esto lo comento por que tuvimos un desagradable encontronazo en mitad de la sierra con el supuesto dueño de la finca. Escopeta al hombro y ropa de cazador salió dando un rodeo a nuestro encuentro y se encaró con nosotros con la excusa, no sólo de que nos habíamos colado en sus tierras, sino que además nos decía que le habíamos espantado su rebaño de ovejas que campaba libremente por la montaña. Tras un rato de acalorada  discusión sobre derechos de paso y falta de vallados y de carteles de propiedad privada, incluso nos llegó a increpar por llevar chaquetas rojas que asustaban a los animales, típico argumento de cazador,  y comprobar que la discusión no iba a llegar a ningún lado, optamos por llegar a un acuerdo conciliador y que nos dejara acabar la ruta.
Esta es una lucha perdida, mucho más habitual de lo que parece, que solemos encontrarnos los montañeros, senderistas, ciclistas... al adentrarnos en terrenos privados, la mayoría de las veces sin ni si quiera percatarnos de ello al no estar vallados sus límites, y que puede desembocar en situaciones desagradables e incluso peligrosas ya que muchos de ellos son cazadores y suele haber armas de fuego por medio. Merece la pena, antes de hacer la ruta, de informarnos si vamos a atravesar terrenos de propiedad privada y pedir permiso al propietario, ardua tarea a veces, y así evitaremos posibles conflictos.

***
Primeras vistas de la ruta subiendo por el carril, la Sierra de Enmedio con su manto de pinos, detrás el pueblo de Alfarnate y tras este la Sierra de San Jorge. El Chamizo asoma en el horizonte coronando la Sierra de Camarolos

La máxima pendiente de todo el trayecto la teníamos precisamente en el primer kilómetro de carril. El camino tenía marcas de rodaduras de coche y nos resultaba increible imaginarnos que por allí pudiera subir y bajar algún vehículo con esa pendiente tan tremenda y, sobre todo, por el mal estado del carril.

 Hoya de la Majada de las vacas

Al acabar el carril llegamos a la Hoya de la Majada de las Vacas, unos de los pocos espacios llanos y sin piedras de toda la ruta donde se podía caminar con tranquilidad. Ahí era donde empezaba de verdad la subida.

En esta foto se puede apreciar con claridad la dificultad para transitar por un terreno que parecía lunar, desolado y minado de millones de piedras erosionadas y afiladas 

No era difícil perder el equilibrio y encontrarse con que no tenías espacio para colocar el otro pie o uno de los bastones. De hecho, Diego sufrió una tremenda caída de espaldas que a punto estuvo de costarle una fractura en un brazo o algo peor. La mochila le salvó de algo más grave, incluso partió en dos uno de sus bastones. Mucho cuidado al transitar por este terreno.

Camino del primer collado

Al llegar al collado, a 1.403 m. de altura, se cogía el cambio de vertiente y se podía llegar cresteando hasta la cima, sin embargo nos encontrábamos desprotegidos ante el implacable y gélido viento que circulaba a sus anchas, por lo que optamos por descender un poco para protegernos aunque ello conllevara volver a meternos en terreno complicado.

En el collado con la espectacular Sierra de Sabar en el horizonte

Entre el collado y la cima fue cuando nos interceptó el "amo de la montaña", y así, calentitos y bien cabreados, continuamos hasta la cima.

Ni un solo árbol donde resguardarse en esa parte de la sierra 

Últimos metros antes de coronar

Las vistas desde arriba, como siempre, eran formidables aunque el intenso frío no nos permitió disfrutar en demasía desde nuestra privilegiada atalaya.


Tras el merecido bocadillo continuamos en dirección este en busca de una pequeña laguna y un mirador hacia el Campo de Zafarraya.

Excepcional instantánea con la laguna, detrás el mirador, detrás el Boquete de Zafarraya y al fondo la mole de la Maroma

La Comarca de la Axarquía con el Embalse de la Viñuela y el Mediterráneo resplandeciendo por el sol del mediodía

Mereció la pena continuar hasta el mirador al Campo de Zafarraya para completar una ruta con muchas panorámicas.

La laguna con el mirador al fondo

La hoya de Zafarraya y Sierra Nevada en la lejanía

La vuelta fue muy tortuosa con tantas piedras desperdigadas por doquier pero, como se suele decir, sarna con gusto no pica, a pesar de las quejas continuas del Patrón por haberlo metido en semejante patatal.



¡¡¡ Hasta la próxima !!!



                                                                


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada