domingo, 16 de noviembre de 2014

● Sierra Mágina - Subida al Mágina y Peña de Jaén

Mágina (2.164 m.) techo provincial de Jaén

4 de octubre de 2014
Bonita ruta por Sierra Mágina para coronar otro techo provincial más, el de Jaén, y completar una fantástica ruta circular pasando por el Refugio de Miramundos, pico Mágina y acabando en la Peña de Jaén o Cerro Mágina, y la vuelta por una muy complicada bajada por la cara sur de la Peña de Jaén.

Ruta 3D

Dificultad técnica: media, sin pasos complicados salvo la bajada final de la Peña de Jaén que sí es bastante técnica y no exenta de riesgos.
Dificultad física: media, sin grandes exigencias a nivel físico ni tampoco es una ruta demasiado larga en cuanto a distancia. Hay que tener en cuenta el añadido de la nieve y el hielo en invierno que elevarán considerablemente la dificultad tanto a nivel físico como técnico de la ruta.
Tiempo total: 5 h. 57 min. Distancia total: 11,14 kms. Ruta circular.
Desnivel mín.: 1.584 m. Desnivel máx.: 2.164 m. Desnivel acum.: 769 m.
Participantes: Juan López "Obi Juan Kenobi" y Rafael Blasco "Karakorum del Sur".
Cimas: Mágina (2.164 m.) y Cerro Mágina o Peña de Jaén (2.147 m.).
Ubicación: Sierra Mágina es un macizo montañoso englobado en el Parque Natural de Sierra Mágina que se encuentra en el centro sur de la provincia de Jaén y pertenece al Sistema Subbético.
Paisajes: una vez alcanzada la crestería se nos abren las vistas de las sierras cercanas. Al norte destacan frente a nosotros, el Cerro Cárceles o Ponce y detrás de él el Aznatín, y un poco más hacia el oeste el Cerro Almadén con sus características antenas. Más hacia el oeste, en el horizonte despuntan un montón de cimas y sierras como la Sierra de Alta Coloma, Sierra de la Pandera, Sierra de Lucena... y más hacia el norte la Sierra de Jabalcuz. Hacia el noreste también  intuimos la Sierra de Cazorla y la de Segura. ¡¡¡ Estamos rodeados de montañas por todos lados !!!
Accesos: Desde Málaga se tardan unas 2 horas y media en llegar al inicio de la ruta. Salimos por la A-45 dirección Antequera hasta entroncar con la A-92 dirección Granada. Una vez a la altura de la capital nazarí nos encontramos con el cruce dirección Jaén-Madid para incorporarnos a la A-44 que seguiremos durante unos 58 kms. Antes de llegar a Jaén nos desviamos por la A-324 dirección Cambil y tras sobrepasar esta población continuamos dirección Huelma. Entre estos dos municipios, pasado Mata Bejid, encontramos a la izquierda un carril de tierra, en buen estado, llamado Camino de la Tosquilla que nos llevará hasta el inicio de la ruta. Nosotros seguimos ese carril hasta llegar al Cortijo de la Tosquilla donde aparcamos el coche.
GPS: Ruta subida a Wikiloc. PULSA AQUÍ PARA DESCARGARTE EL TRACK DE LA RUTA.
Mapas: Cartografía del IGN, MTN50 Histórico nº 948, Bedmar, año 2005 escala 1:50.000.

Perfil de la ruta

Otra de las rutas que tarde o temprano tenía que caer, no solo por coronar el techo de Jaén sino por ser una ruta muy bonita por una sierra hasta entonces desconocida para nosotros como era Sierra Mágina.
Al llegar al inicio del carril de tierra optamos por seguir subiendo con el coche para ahorrarnos unos cuantos kilómetros de caminata y poder así disfrutar más de la crestería entre Miramundos y la Peña de Jaén.

Inicio de la ruta junto al Cortijo de la Tosquilla, al fondo La Serrezuela (1.966 m.)

Nada más salir acortamos monte a través para tomar un atajo y enlazar, medio kilómetro más adelante, de nuevo con el Camino de la Tosquilla.
Toda Sierra Mágina es como un queso de gruyer debido al proceso de karstificación que forma multitud de zonas de lapiaces por donde al agua va penetrando en la roca y a lo largo de los siglos va formando simas, estalactitas, estalagmitas y manantiales subterráneos.


Un kilómetro más de carríl y la pista se acababa y comenzaba el sendero clásico de subida al Refugio de Miramundos y al Pico Mágina.

En el Collado del Puerto

Al poco de comenzar el sendero llegamos al Collado del Puerto (1.787 m.) donde disfrutamos de las primeras vistas del día con unas fantásticas panorámicas hacia el oeste. 
Un poco más arriba nos encontramos con el cruce donde podíamos elegir a la izquierda hacia el Pico Mágina o a la derecha hacia el Refugio Miramundos. Elegimos esta segunda opción para luego ir cresteando hasta el Pico Mágina.

Cruce de senderos

Seguimos subiendo y pronto nos encontramos con la típica roca caliza y el paisaje kárstico en la llamada Hoya de los Tejos.

Tejos y roca caliza

Y por fin alcanzamos la cresta donde ya se intuía en la lejanía el inconfundible perfil del Refugio Miramundos, una zona habitualmente copada de nieve durante buena parte del año.

Con el Refugio Miramundos en el horizonte

El refugio se encontraba a 2.077 m. de altitud y su estado de conservación no era el más óptimo, de hecho un cartel de la Consejería de Medio Ambiente junto a la puerta advertía del peligro de derrumbe. Es una pena que refugios tan bonitos como el de Miramundos se abandonen a su suerte y que la Junta de Andalucía no destine recursos para su conservación. Eso sí, para hacer carteles y advertir del mal estado del refugio sí hay dinero, no vaya a ser que un desgraciado montañero que se cobije en su interior los demande porque se le haya caído el techo encima.



Dentro había una chimenea, algunos enseres y un libro de visitas que daba fe de la gran cantidad de visitantes que recibía el refugio al cabo del año.

Con la Cuerda de los Bolos en el horizonte

En ese punto cambiamos el sentido de la marcha hacia el oeste buscando el cresteo hacia el Pico Mágina, un trayecto muy bonito por un sendero definido y marcado por hitos de piedra.

Camino del Mágina

Tras pasar por un punto alto sin nombre, aunque marcado por un pequeño vértice, continuamos hacia el Pico Mágina sin muchas complicaciones, aunque en invierno seguro que no debía ser tan fácil.

 Cima del Pico Mágina (2.164 m.)

En la cima nos encontramos un matrimonio de montañeros de Madrid que no solo compartían la afición por la montaña sino que se habían propuesto el bonito reto de coronar los 50 techos de España, y según nos dijeron ya llevaban 26 ¡¡¡ Mucho ánimo que ya os quedan pocos !!!

Característico paisaje de Sierra Mágina

Continuamos por la cuerda hacia la Peña de Jaén, o Cerro Mágina que es la toponimia con el cual lo designa el Instituto Geográfico Nacional, siendo la segunda altura de la provincia.

Peña de Jaén (2.147 m.)

La Peña de Jaén resultó ser una de las cimas más exóticas que habíamos visitado debido a que alguien se había tomado la molestia de adornarla con unas guirnaldas de colores tibetanas que le daban un aspecto más propio de las míticas cimas que coronan el Himalaya.

Las banderas tibetanas de oración contienen escrituras de plegarias que, según el budismo tibetano, el viento se las llevará para ser escuchadas por los dioses



Aprovechamos para comer algo, pertrechados del fuerte viento racheado, con unas vistas inmejorables hacia el sur donde se alzaba frente a nosotros la Serrezuela. 
Debatimos si volver sobre nuestros pasos o descender campo a través la muy complicada ladera sur de la Peña de Jaén. La tentación pudo con nosotros y finalmente nos arriesgamos por esta última vía directa hacia el punto de inicio.

La Serrezuela vista desde la Peña de Jaén

La bajada realmente fue larga y muy complicada y sobre todo nada recomendable si el terreno se encontrara nevado. Tuvimos que sortear algunos pasos aéreos y algún que otro canuto en los que incluso tuvimos que usar las manos para trepar y hasta saltar.

Juan atacando uno de los pasos complicados

La bajada fue complicada pero quedó compensada de sobra con la recompensa de las panorámicas

Una vez que enlazamos con el sendero comenzó el baile de vallas, puertas, cercados y demás barreras, a veces sin sentido aparente, que nos hacían zigzaguear continuamente para buscar el paso menos complicado.

Vistas de la intricada bajada que realizamos de la Peña de Jaén

Observamos que la Serrezuela por su cara noreste también era un enmarañado sin fin de centenares de metros de cercados de vallas en todas direcciones al que no le encontrábamos lógica ni sentido por mucha propiedad privada o delimitación que pudiera haber. Tenía un aspecto formidable para ser ascendido pero por esa vertiente quedaba totalmente descartado.
Poco después enlazamos de nuevo con la pista del Camino de la Tosquilla para regresar al coche.

¡¡¡ Nos vemos en los Alayos de Dílar !!!















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada