lunes, 23 de septiembre de 2013

● Sierra del Endrinal - Subidas al Simancón y al Reloj

Vistas, desde la cima del Simancón, a las sierras más meridionales del Parque Natural de Grazalema

15 de Septiembre de 2013
Los que pateamos las montañas sabemos que las rutas dentro de un parque natural suelen estar bien acondicionadas: senderos limpios, carteles informativos, flechas indicativas de dirección y distancias etc... pero la verdad es que lo del Parque Natural de Grazalema es para tomar ejemplo de lo que es cuidar y proteger un entorno natural como es debido.


Dificultad: Moderada (por las bajadas de ambas cimas, sobre todo la del Reloj). Tiempo total: 5 h. 49 min. Distancia total: 11,93 kms. Desnivel mín.: 909 m. Desnivel máx.: 1.562 m. Desnivel acum.: 918 m.
Participantes: Juan López y Rafael Blasco.
Cimas: Simancón (1.569 m.) y Relój (1.535 m.).
Entorno: Sierra del Endrinal, junto al pueblo de Grazalema (Cádiz) dentro del Parque Natural de Grazalema, entre Cádiz y Málaga.
Paisajes: el Parque Natural de Grazalema es enorme y está formado por numerosas sierras. Al norte, junto a Grazalema, tenemos el Peñón Grande y el Peñón de la Asamblea bajo el cual se cobija el pueblo, y más al norte el Embalse de Zahara - El Gastór. Al oeste, destaca sobre manera, la Sierra del Pinar con sus pinsapos y la cima del Torreón y techo de Cádiz (1.648 m.) y el San Cristobal (1.554 m.). Al sur tenemos la Sierra del Caíllo, Navazo Alto (1.395 m.), y la Sierra de Peralto. Más al sur se perfilan las Sierras de Ubrique, de Líbar y de los Pinos, y más al sur aún el Parque Natural de los Alcornocales. Al este tenemos la Sierra de Juan Diego, Ventana (1.298 m.), la Sierra de Montalate y, ya en la provincia de Málaga, el pintoresco pueblo de Ronda.
Accesos: desde Málaga tardamos algo menos de 2 horas (1h. 50 min.) en llegar al punto de salida. Si cogemos la circunvalación (A-7), tendremos que desviarnos a la altura del Palacio de Congresos por la A-357 dirección Campanillas o Parque Tecnológico. Una vez pasado el pueblo de Ardales nos desviaremos a la izquierda por la A-367 dirección Ronda. Justo antes de entrar en el pueblo nos encontramos con una rotonda donde cogeremos la primera a la derecha dirección Sevilla-Algodonales. Tras unos cuantos kilómetros nos desviaremos a la izquierda por la A-372 que ya indica hacia Grazalema. Una vez llegados al pueblo, lo atravesamos y justo a la salida encontraremos a la izquierda el Camping Tajo Rodillo donde hay un parking en su entrada donde dejaremos el coche.
GPS: Ruta subida a Wikiloc: PINCHA AQUÍ PARA DESCARGARTE EL TRACK
Mapas: Mapa del IGN (MTN50 nº 1050-Ubrique) escala 1:50.000.



 A las 7:00 A.M. salimos de Málaga y sobre las 8:50 llegamos al Camping Tajo Rodillo en Grazalema. El día era fantástico y todo hacía presagiar un buen día de montaña, sobre todo cuando 15 minutos antes de llegar se nos cruzó delante del coche un tremendo ejemplar de ciervo con una espectacular cornamenta.

Inicio de la ruta junto al Peñón Grande (1.309 m.)

La primera media hora era de subida contínua, por un sendero bien marcado, y resultaba dura para empezar pero todo quedaba compensado por el entorno por donde discurría, entre pinares a la sombra del Peñón Grande.

 Subiendo hacia los Llanos del Endrinal

Hoy estrenaba nueva cámara fotográfica deportiva (anti shock, anti congelación, sumergible...) y, la verdad que resultó ser una maravilla. Mereció la pena.
Nada más comenzar nos topamos con una verja con una puerta que nos daba una idea del entorno tan protegido en el que nos introducíamos. Un poco más adelante nos encontramos con los restos de una antigua era con su cartel explicativo.


Fatigados, más que nada por el descanso estival, llegamos a los llamados Llanos del Endrinal, un amplio espacio abierto donde apreciamos claramente el perfil de esta sierra y las, aún lejanas, cimas que íbamos a subir.


Juan pensativo ante lo que teníamos al fondo: el Reloj a la izquierda y el Simancón en el centro

En los llanos nos encontramos un gran cercado de piedra y madera que tradicionalmente se usaba como zona de cultivo y que estaba protegido de los animales del entorno. En la actualidad se sigue utilizando para recogimiento y saneamiento del ganado. Curioso que antaño se construyera el muro como barrera para que no entrara el ganado y actualmente sirva precisamente para todo lo contrario.
Continuamos subiendo, ya sobre roca caliza, buscando el terreno más propicio para alcanzar la cima del Simancón.

Camino del Simancón. Al fondo los Navazuelos Fríos

La senda estaba muy marcada, incluso se podría hacer toda la ruta sin necesidad de GPS. En la parte de roca caliza era fácil seguir los hitos de piedra o las flechas pintadas en el camino. En la cima las cabras montesas nos miraban como diciendo "ahí vienen más domingüeros a darnos por cul...".
Desde aquí teníamos una vista espectacular hacia la cercana Sierra del Pinar con su cima del Torreón (1.648 m.) techo del Parque y de la provincia de Cádiz. Para subir a esta sierra hay que un pedir permiso especial como espacio protegido de pinsapar.

Sierra del Pinar

Y sin mucha dificultad llegamos a la cima donde nos encontramos con otros 3 montañeros  que, por una vez, nos hicieron juntos la foto de cima.

Cima del Cerro del Simancón (1.569 m.)

La cima del Reloj se veía muy cerca pero la bajada del Simancón y la subida al Reloj era muy técnica y había que ir con mucho ojo, sobre todo en invierno si está mojado o con nieve.

Pasillo que unía ambas cimas

Juan señalando el Torreón

Al llegar a la cima del Reloj no encontrábamos el vértice geodésico que sabíamos que coronaba el pico. Un par de vueltas alrededor de la cima y lo encontramos, pero solo sus restos ...

Descanse en paz, los montañeros no te olvidaremos

Aquí hicimos parada técnica para comer algo y descansar. La bajada del Reloj era lo más complicado de la ruta. Mucha pendiente con piedra suelta no eran buenos compañeros de viaje. Afortunadamente hoy no nos tocó a ninguno ver el suelo de cerca.
Una vez abajo era recomendable realizar una visita a la conocida como "charca verde", un pozo y abrevadero natural, aunque en esta época del año ni era charca ni era verde.

 Os podeis imaginar una reluciente charca verde esmeralda rodeando el pozo

Casi todo el camino de regreso era llaneando o en bajada por un bonito sendero. Nos encontramos con unas ruinas, con fantásticos tramos con frondosa vegetación entre pinos y alcornoques e incluso con alguna curiosa flor de llamativos colores rojo y negro que parecía una planta carnívora.

Ruinas de piedra - Peonía o Bayas de semillas de Rosa Albardera (cortesía de Jesús Ortíz)

Las vistas al Reloj desde su caída oriental eran impresionantes.


La última parte de la ruta coincide con el inicio de la misma que discurría junto al Peñón Grande.
Ruta muy recomendable, quizás para realizar en otra época del año con más frío, aunque siempre, a ser posible, sin agua.


   Hasta la próxima.










4 comentarios:

  1. Hola mi nombre es Jesus, estupendo reportaje el que habeis hecho pero os quería puntualizar un par de cositas, La foto en la que pones pinsapar no es pinsapar ni son pinsapos,es un pinar de repoblación de pinus pinaster, los pinsapos y en general el pinsapar estan por la cara norte no por la cara sur que es la que estas fotografiando. En cuanto a lo de la planta carnivora no es ni mucho menos una planta carnivora sino las bayas de semillas de rosa albardera, peonía o paeonia broteri. Aquí podeis observar la charca verde con agua de cuando la visité el año pasado. Un saludo y excelente trabajo


    http://elsenderodejesus.blogspot.com.es/2013/02/simancon-reloj-charca-verde.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. OK Jesús, gracias por la información. Lo modifico.
      Saludos

      Eliminar
  2. Una de mis rutas predilectas. Ya hace algo más de dos años o tres que un rayo partió el Vértice Geodésico, con el trabajo que costó pintarlo en 2005...
    Vaya con el verano... ha dejado el Pocillo Verde totalmente deshidratado...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Je, je el vértice parecía como si lo hubieran dinamitado y la charca verde parecía más un barrizal, pero bueno, la ruta en sí fue una maravilla
    Saludos

    ResponderEliminar