domingo, 7 de abril de 2013

● Sierra de Chimenea - Subida al Camorro Alto

Espectacular cima del Camorro Alto

29 de Marzo de 2013
Improvisada ruta por la poco conocida Sierra de Chimenea (zona más occidental del Paraje Natural del Torcal de Antequera) con la excusa de la recuperación de la lesión de Juan que le había tenido unos meses apartado de la montaña. Había que matar el gusanillo.


Dificultad: Fácil (solo es complicado el acceso a la cima) Tiempo total: 4 h.1 m.Distancia total: 8,41 km. Ruta Circular. Desnivel min.: 925 mts. Desnivel máx.: 1.378mts. Desnivel acum.: 546 mts.
Participantes: Rafael Blasco y Juan López.
Cimas: Camorro Alto (1.378 m.).
Paisajes: Sierra del Arco Calizo Central desprovista casi en su totalidad de vegetación. Mucho musgo y líquenes en las rocas tras las últimas lluvias. Prados verdes donde no había caliza. Las vistas en la cima son espectaculares, tanto a la vega antequerana como a las curiosas formaciones del Torcal Alto. En la parte más oriental tenemos privilegiadas vistas de Sierra Pelada, la Sierra de Cabras y la Sierra del Co, destacando su Peña Negra, y en la parte occidental despunta el Capilla (Sierra del Valle de Abdalajís), la Sierra de Huma y el embalse del Guadalhorce. Al noreste, como una solitaria tienda de campaña en el desierto, la inconfundible Peña de los Enamorados.
Accesos: Partiendo de Málaga por la A-45, nos desviamos a la izquierda hacia Antequera en el Puerto de las Pedrizas y cogemos el acceso que nos lleva a esta población. Entramos en Antequera por la A-354 y buscamos la C-337 dirección al Valle de Abdalajís. En seguida nos desviamos a la derecha por la A-343 donde hay carteles informativos de Ruta de las Escareluelas, Lobo-Park o La Joya. Pasado el Lobo-Park, nos desviamos a la izquierda por la MA-437 y a unos 3 kms. hay un carril a la izquierda señalizado como Ruta de las Escaleruelas. Ahí podemos dejar el coche o también unos centenares de metros más adelante bajo dos inconfundibles encinas solitarias.
GPS: Ruta subida a Wikiloc. PINCHA AQUÍ PARA BAJARTE EL TRACK.
Mapas: Mapa del IGN (MTN-50 nº 1038, Ardales) Escala 1:50.000.


Ruta de regalo para que Juan se quitase el mono y, de paso, yo me desestresase ante mi inminente paternidad.
Quedamos como siempre temprano, a las 8:00 A.M., con la costumbre de tranformar una ruta de todo el día en una de media jornada y así poder estar en casa para comer.
Hicimos el camino de ida por Villanueva de la Concepción y la vuelta por Antequera. Una vez pasada la pedanía de La Joya, nos encontramos un carril a la derecha con un cartel de madera señalando "Ruta de las Escaleruelas". Se puede dejar aquí el coche aunque nosotro avanzamos un poco más por el carríl y aparcamos bajo unas encinas.

Comienzo de la ruta

Poco a poco la roca caliza iba ganando terreno a la tierra. Las piedra, al principio, estában muy sueltas y con mucho verdín por lo que había que ir mirando bien donde pisábamos. Aquí ya nos encontramos la primera de las cuatro dichosas alambradas que tuvimos que saltar durante la ruta. Pronto alcanzamos la primera cresta donde ya nos encontramos frente a nosotros los primeros tajos, aún no demasiado altos, y una ventana hacia las sierras más orientales.


Optamos por ir unos metros bajo la cresta para evitar las fuertes rachas de viento. En poco tiempo llegamos a una bonita zona de lapiaz estratificado, primer testimonio de lo que nos podemos encontrar en abundancia y de formas aún más caprichosas en la vecina Sierra del Torcal  y por lo que es tan conocida en todo el mundo.

 Primeras formaciones de "galletas"


Seguimos subiendo, tomándonos nuestros pequeños descansos para disfrutar de las reconfortantes vistas, y  pronto alcanzamos un collado, que bordeamos por su base, y por fin apareció frente a nosotros, siempre oculta hasta ese momento, la subida final a la cima del Camorro Alto.


Recuperamos un poco de fuerzas y seguimos hasta la cima. A nuestro alrededor en el suelo, plantados aquí y allá por todos sitios, infinidad de enormes excrementos que sospechábamos eran de ganado que andaba suelto. A la bajada nos encontramos cara a cara con dos de los responsables que confirmaban nuestras sospechas: dos enormes toros negros que campaban a sus anchas por la montaña. Afortunadamente ellos se asustaron más que nosotros y se apresuraron en esconderse tras unas rocas.

Al fondo la cima del Camorro Alto


Los últimos metros hasta la cima eran un poco aéreos y algo expuestos pero sin demasiada complicación. El vértice de la cima estaba colocado junto a unos impresionante cortados con fantásticas vistas hacia el pueblo de Antequera.


  Antequera desde la cima

En la cima, además del vértice geodésico, había también 2 cruces, un buzón y un recuerdo a Diego Monea lo que la conviertían en una de las cimas más populares de las que habíamos subido. También conviene recordar que por estos tajos discurre una espectacular vía ferrata muy conocida por los aficionados a esta modalidad.

Bonita foto con El Torcal de fondo, el embudo que se adentra en la sierra y el Cortijo de los Navazos

La bajada era muy cómoda, con escasas complicaciones y una pendiente muy progresiva, siempre buscando el Cortijo de La Fuenfría.

 El Torcal se asemeja mucho a un paisaje lunar

En poco tiempo llegábamos abajo y volvímos al coche por el mismo carril por el que iniciábamos la ruta, justo antes de que empezase a llover. Por mi parte, me retiro durante unos meses y con ganas de regresar pronto a la montaña.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada