domingo, 8 de julio de 2012

● Sierra Nevada - Subidas a Picón de Jerez y Piedra de los Ladrones

En la cima de Picón de Jerez (3.088 m.)

7 de Julio de 2012
Teníamos planeado desde hace tiempo subir a Sierra Nevada y por fin llegó el día. Nos quedó un sabor agridulce ya que teníamos previsto hacer hasta 10 tresmiles pero, a pesar de estar en pleno verano y con supuestas temperaturas favorables, la montaña no nos dio tregua y nos sorprendió en las crestas con mucho frío, rachas de granizo y vientos de más de 100 kms. por hora que nos recordó que esto era alta montaña y su ley prevalecía por encima de nuestras intenciones.
Quedamos el día anterior por la tarde en Granada, en casa del pibe Luciano, cogimos la Seat Alhambra (o se la quitamos a su mujer) y tiramos con tranquilidad para Guadix y luego para Jerez de los Marquesados donde enfilamos primero la pista y después el cortafuegos que nos llevó hasta el magnífico y recomendable refugio de Postero Alto a 1880 mts. de altura bajo el imponente Picón de Jerez.

Refugio de Postero Alto



Ruta: Dificultad técnica Media - Dificultad física Alta (8 horas con descansos). Distancia 16 kms. Ruta circular (Subida por la loma de Enmedio - Piedra de los Ladrones - Picón de Jerez y bajada por el barranco de Alhorí hasta el refugio). Desnivel Mín. 1880 mts. Desnivel max. 3088 mts. (1208 mts. de desnivel).
Participantes: Rafael Blasco y Luciano Lavorato.
Cimas: Piedra de los Ladrones (2.944 m.) y Picón de Jerez (3.088 m).
Paisajes: Sabinar y repoblación de pinos silvestres iniciada en los años 50 hasta una altura que ronda los 2000 mts. A partir de aquí y debido a la dureza del clima el paisaje es más desolador y carente de especies arboreas donde abundan los pastizales, matorrales y líquenes.
La fauna es superabundante en estas alturas. Vimos vacas y toros sueltos a sus anchas, cabras montesas, piaras de jabalís, conejos, alacranes ...
Accesos: Desde Granada cogemos la A-92 que dejamos por la primera salida de Guadix. Atravesamos el pueblo y a su salida encontramos indicaciones para Jerez de los Marquesados. Una vez en este pueblo, a su salida encontramos a la derecha las primeras indicaciones del refugio. Enseguida encontramos un cartel a la izquierda desde donde sale una pista de tierra bien acondicionada durante 7 kms. que nos lleva a un cruce señalizado donde a la derecha cogemos el cortafuegos que nos conduce los últimos 3 kms. hasta el refugio de Postero Alto.


El refugio poco a poco se fue llenando de buen ambiente de montaña y ciclismo. A cuentagotas llegaban excursionistas y ciclistas, cada uno con su objetivo preparado para el día siguiente gracias a las múltiples rutas que salen desde aquí por esta parte de la sierra.
Para cenar llegamos a las 35 o 40 personas. Pedro, encargado del refugio, nos sirvió un rico menú y las latas de cervezas y botellas de vino comenzaron a fluir a un ritmo frenético, algunos incluso se atrevieron con algo con más grados de alcohol. Nosotros, prudentemente nos tomamos nuestras Coca Colas y pronto nos fuimos a nuestras literas a intentar conciliar el sueño impacientes por el duro día que nos quedaba por delante (esta última frase es cierta y no es por si nuestras mujeres leen este blog).

Primeras rampas por la loma de Enmedio

A las 4:45 de la madrugada diana, y a las 5:30 ya estábamos en el cortafuegos camino de nuestro primer objetivo, la Piedra de los Ladrones. Vimos unos cuantos escorpiones que aprovechan estas horas de poco calor para buscarse el desayuno.

Sobre las 6:45 A.M. nos amaneció a unos 2400 m. de altura. Abajo, el refugio sobre el cortafuegos

A partir de aquí comenzaron a aparecer las primeras fuertes rachas de viento que nos anticipaban lo que nos encontraríamos más arriba. Luciano, como buen novato, sufría de lo lindo salvando el fuerte desnivel que empezaba a acumular cansancio en las piernas.
Llegamos a la primera loma abierta a 2800 m., entre el cerro de Trevélez y la Piedra de los Ladrones, y aquí las rachas de viento se transformaron en ráfagas huracanadas que, junto con las primeras nubes que aparecían, no anticipaban nada bueno.

A las 8:00 A.M. en la Piedra de los Ladrones (2.944 m.)

Tras un merecido descanso y parapetados entre las rocas para protegernos del viento, repusimos fuerzas y preveimos que iba a ser imposible hacer la cadena para completar los tresmiles.
Seguimos ascendiendo hacia el primer tres mil, el Puntal de Juntillas, pero el viento seguía en aumento y el granizo hizo acto de presencia por lo que, aprovechado que una loma nos protegía, nos desviamos hacia Picón de Jerez al que llegamos literalmente "empujados por el viento".

Protegidos por la loma avanzamos hacia Picón de Jerez

Tras un par de falsas cimas llegamos al vértice geodésico que indicaba el punto más alto de la montaña a 3.088 m. En un vivac semicircular de piedras de menos de un metro de altura nos encontramos atrincherados a tres ilicitanos que habían coronado poco antes la cima y debatían que iban a hacer, lo que da una idea de lo dificil que se había puesto el día hoy para los montañeros que nos habíamos atrevido a crestear por los tresmiles. Todos teníamos que improvisar un cambio de planes.

En la cima de Picón de Jerez

Nos unimos al grupo de ilicitanos y decidimos "huir de las alturas" bajando la loma de Picón por su parte oriental para seguir después bordeando el barranco del Alhorí hasta coger un camino que nos llevaría hasta el cortafuegos junto al refugio.
El terreno por aquí cambió radicalmente pasando a un reluciente verde gracias al agua que caía en cascadas por distintos arroyos que confluían en un riachuelo principal alrededor del cual pastaban despreocupadas vacas y algún toro que se nos quedaban mirando fijamente como pensando "pero que harán por aquí estos gilipo...". La vida fluía por esta parte del barranco con  relucientes prados y corrales para el ganado y por aquí fue donde vimos las cabras, jabalíes y algún pastor con su rebaño de ovejas. La bajada fue muy dura pero reconfortante a la vez.

En el barranco del Alhorí

Tras 4 horas y media de fatigosa bajada y con las rodillas y pies ya muy machacados, alcanzamos el carril que nos dejaba a unos kilómetros del refugio.

A las 13:30 regresamos al refugio tras 8 horas de ruta

Decididamente volveremos a esta parte de Sierra Nevada cuando la climatología nos lo permita e intentaremos acabar la idea inicial que traíamos en mente de llegar hasta los 10 tresmiles. Como primera toma de contacto con la alta montaña no ha estado mal. Volveremos.

Perspectiva del Picón de Jerez



















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada