sábado, 12 de octubre de 2013

● Sierra de Alcaparaín - Subida al Valdivia

Abrupta vertiente norte de la Sierra de Alcaparaín que daba al pueblo de Carratraca

6 de Octubre de 2013
Esta ruta se podría dividir en 3 partes claramente diferenciables: una subida fácil y cómoda por el carril homologado PR-A 271, que incluso la calificaría de familiar, una bajada no muy complicada campo a traves por un sendero que a veces se pierde, y una vuelta por un carril de tierra apto para vehículos que circunvala esta parte más oriental de la sierra.


Dificultad: Baja, sin complicaciones técnicas. Tiempo Total: 5 h. 44 min. Distancia Total: 14,83 kms. Desnivel mín.: 612 m. Desnivel máx.: 1.293 m. Desnivel acum.: 850 m.
Participantes: Juan López y Rafael Blasco.
Cimas: Valdivia, El Grajo o Pico Alcaparaín (1.293 m.).
Entorno: La Sierra de Alcaparaín hace de límite occidental a la Comarca del Valle del Guadalhorce y a su vez de límite nororiental a la Comarca de la Sierra de las Nieves donde se inicia la Serranía de Ronda y donde está incluido el Parque Natural de la Sierra de las Nieves.
Paisajes: Durante toda la ruta de subida y parte de la bajada disfrutamos con las vistas de las cercanas Sierra Prieta y Sierra Cabrilla con sus cimas por encima de los 1.500 m. Desde la cumbre se aprecian los Embalses del Paraje del Chorro, la Sierra de Huma y la Sierra de Abdalajís, incluso se ve la cima de la Peña de los Enamorados, El Torcal de Antequera con todo su Arco Calizo, la Sierra de Cabras y la Sierra del Co, así como todas las cumbres de Sierra Tejeda y Almijara. Más al sur se perfilan también las cimas de la Sierra de Mijas, Sierra Blanca y la Sierra de las Nieves.
La primera parte de la subida es muy agradable a la sombra de un denso bosque de Pinos Carrascos.
Accesos: Desde Málaga por la A-7, a la altura del Palacio de Congresos, nos desviamos por la A-357 dirección Universidad o Parque Tecnológico. Tras unos 30 kms. cogemos a la izquierda la A-6116 dirección Zalea y Casarabonela. Una vez en este pueblo, tras pasar el bar "la Pará Barbacoa", buscaremos la MA-445 dirección El Burgo-Ardales hasta que encontremos un tupido pinar a la derecha con un cartel informativo de madera que marca la ruta Puerto Martínez-Dehesa-Alcaparaín. A la izquierda, y paralelo a la carretera fluye un pequeño arroyo.
GPS: Rura subida a Wikiloc: PULSA AQUÍ PARA DESCARGARTE EL TRACK
Mapas:  Confluencia de 4 mapas del IGN (MTN50 Histórico) nº 1037 (Teba), nº 1038 (Ardales), nº 1051 (Ronda) y nº 1052 (Álora) año 2004, escala 1:50.000.
****

No tuvimos que madrugar mucho ya que esta ruta nos quedaba relativamente cerca de Málaga y sobre las 9:00 A.M. ya estábamos en Puerto Martínez donde se iniciaba la travesía.
Hay un par de carteles informativos de madera anunciando distintas rutas por la sierra. Esta zona, sin ser área recreativa, suele ser lugar de reunión familiar para echar un domingo en el campo.

Pinar en Puerto Martínez donde comenzaba la subida

Hasta la cima (3,5 kms. la ida) seguímos un sendero homologado de pequeño recorrido (PR- A271), por lo que el camino estaba perfectamente conservado y señalizado. En numerosos tramos el sendero discurría sobre "muros de piedra seca" que no eran más que piedras encajadas entre sí sin ningún tipo de argamasa ni cemento que garantizaban una fácil transitabilidad, es decir, subida fácil para disfrutar en familia.

Muro de Piedra Seca

Además, la pendiente era muy suave y progresiva lo que invitaba a disfrutar del paisaje entre el pinar.


Conforme íbamos ganando altura el pinar iba perdiendo frondosidad y podíamos apreciar las cumbres de la cercana Sierra Prieta.

Sierra Prieta y Sierra Cabrilla

El Pinar que habíamos atravesado. Al fondo la Sierra de las Nieves y Sierra Blanca

La cima ya se veía cerca y el camino seguía siendo un cómodo paseo que daba pie a numerosas paradas para identificar sierras y montañas.

Juan junto a la cima del Valdivia

Poco antes de llegar a la cima, en un cruce claramente indicado, dejamos el sendero PR-A 271 para desviarnos campo a traves hasta la cumbre.

Cruce a la cima

La cima era una gran meseta y se alcanzaba sin dificultad. El vértice geodésico destacaba por tener una base elevada. Las vistas eran magníficas.

Vistas desde la cima

Junto al vértice había una placa conmemorativa a un topógrafo malagueño llamado Juan Francisco Valdivia Gómez, que falleció aquí el 4 de Junio de 1984 y cómo homenaje fue rebautizado esta cima en su honor.


También encontramos una concurrida agenda en la cima donde dejamos testimonio de nuestra llegada. Repusimos líquidos y disfrutamos un buen rato del espléndido paisaje dominado por una espesa bruma que poco a poco avanzaba hasta nuestra posición.



Como aliciente nos pusimos a buscar un Geocaching (juego de tesoro oculto) que había escondido en los alrededores de la cima. La pista era todo un reto que nos hizo rememorar la época de los auténticos bucaneros " 20 pasos al Norte desde el Vértice Geodésico ". Nos costó lo suyo encontrarlo ya que tuvimos que buscarlo entre grietas y bajo piedras al borde de una pared.

Eso no es el almuerzo sino el tapperware donde estaba protegido el geocaching

Abajo el pueblo de Carratraca con sus aerogeneradores y los pantanos del Chorro. Al fondo la Sierra de Huma y la Sierra de Abdalajís

Con algunos buitres planeando sobre nosotros iniciamos la bajada campo a través hasta alcanzar el carril de tierra que utilizaríamos para volver.


Aún nos quedaban más de 9 kms. de carril hasta llegar de nuevo a Puerto Martínez, algo monótonos pero con las mejores panorámicas de esta parte de la sierra.


Nos encontramos con uno de los guardas que velan por el cuidado de estos parajes. Daba gusto comprobar como, a pesar de los pocos recursos y medios de los que disponía, se tomaba su trabajo muy en serio y, lo más importante, que disfrutaba con lo que estaba haciendo.
Comimos placenteramente a la sombra de unos colosales pinos. Antes de llegar, atravesamos una zona de alcornocales y una pequeña cantera abandonada.

Quedaba claro de quién era la cantera y lo que no les gustaba que hicieras

En definitiva, ruta bonita y relajante para conocer la Sierra de Alcaparaín de la que difrutamos mucho y tomamos nota para asaltar próximamente las cumbres de su vecina Sierra Prieta y Sierra Cabrilla. Hasta la próxima.









2 comentarios:

  1. Eso es, yo también tengo ganas de ir de nuevo por Prieta y Cabrilla.
    Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Seguramente iremos el mes que viene. Ya te aviso por si te quieres apuntar.

    Un saludo

    ResponderEliminar