martes, 31 de diciembre de 2013

● Sierra Prieta y Sierra Cabrilla - Subidas a Sierra Prieta y Cerro de la Blanquilla

Sierra Prieta (1.518 m.)

21 de Diciembre de 2013
Fantástica ruta entre Sierra Prieta y Sierra Cabrilla, subiendo a sus cimas más emblemáticas, combinando senderismo y montañismo por unos senderos con vistas espectaculares, entre pinos y pinsapos, resultando una completísima ruta circular para disfrutar al máximo de estas sierras enmarcadas en el área más nororiental de la comarca de la Sierra de las Nieves y la Serranía de Ronda.


Dificultad: Moderada, salvo la subida a Sierra prieta que se puede considerar difícil y que requiere de algunas trepadas no muy complicadas. Tiempo Total: 6 h. 16 min. Distancia Total: 11,26 km. Ruta circular.
Desnivel mín.: 994 m. Desnivel máx.: 1.509 m. Denivel acum.: 812 m.
Participantes: Juan López, Diego Gil y Rafael Blasco.
Cimas: Sierra Prieta (1.518 m.) y Cerro de la Blanquilla (1.503 m.).
Ubicación: Ambas sierras se encuentran en pleno corazón de la provincia de Málaga y hacen de límite entre el Valle del Guadalhorce y la comarca de la Sierra de las Nieves, puerta de la Serranía de Ronda, donde se encuentran las mayores cimas de la provincia junto a las de las sierras de Tejeda y Almijara.
Paisajes: Las vistas desde las mesetas cimeras son sencillamente extraordinarias. Estratégicamente situadas, tenemos la posibilidad de observar, sin movernos del sitio, hasta 5 techos andaluces: el Torreón (Cádiz), el Terril (Sevilla), la Tiñosa (Córdoba), la Maroma (Málaga) y el Mulhacen (Granada), así como primeros planos del Torrecilla y del Pico Valdivia de la vecina Sierra de Alcaparaín.
Accesos: Desde Málaga por la A-7, a la altura del Palacio de Congresos, nos desviamos por la A-357 dirección Universidad o Parque Tecnológico. Tras unos 30 kms. cogemos a la izquierda la A-6116 dirección Zalea y Casarabonela. Una vez en este pueblo, tras pasar el bar "la Pará Barbacoa", buscaremos la MA-445 dirección El Burgo-Ardales hasta que encontremos un tupido pinar a la derecha indicativo del Puerto Martínez. A la izquierda sale un carril, en muy buen estado para todo tipo de vehículos, llamado Camino de la Dehesa que tendremos que recorrer durante unos 8 kms. hasta encontrarnos con un poste alto de madera indicando 3 rutas de senderos PR-A 270. Ahí estacionaremos el coche y comenzaremos la ruta siguiendo el sendero PR- A 270.1 de Puerto de la Madera.
GPS: Ruta subida a Wikiloc: PINCHA AQUÍ PARA DESCARGARTE EL TRACK.
Mapas: Mapas del Instituto Geográfico Nacional (IGN) MTN50 Histórico nº 1051 (Ronda) y nº 1052 (Álora) año 2004, escala 1:50.000.


Seguíamos con la suerte de cara y otro día fantástico se nos presentaba. Totalmente despejado y sin brumas matinales para poder disfrutar del paisaje en toda su plenitud.
Después de muchos meses desaparecido nos honró con su presencia el tercer mosquetero, Don Diego Gil, que, como un niño con zapatos nuevos, disfrutó de cada minuto de esta bonita travesía.

Para dar envidia a sus compañeros de trabajo Diego se atrevió con la manga corta

Salimos a las 9:15 de la mañana por el sendero PR-A 270.1 hacia el Puerto de la Madera. Una subida suave por un camino perfectamente señalado que además se notaba que estaba bastante transitado.

Inicio de la ruta hacia el Puerto de la Madera. Las otras dos rutas eran: la de la derecha hacia el Camino de la Dehesa (por donde vinimos con el coche) y la de la izquierda hacia la Fuente de los Hornaos

Las primeras vistas eran de la cercana Sierra de Alcaparaín con su Pico Valdivia

Esta primera parte de la ruta, aunque era corta, se nos hizo larga por la cantidad de miradores naturales que nos íbamos encontrando que daban lugar a inmortalizar esos momentos con espectaculares instantáneas.

 A nuestros pies el pueblo de Casarabonela y de fondo la hoya de Málaga

Juan con la Sierra de Alcaparaín

Una vez alcanzado el Puerto de la Madera nos encontramos con un cruce. El de la izquierda te llevaba directamente a la cima de Sierra Prieta (por donde volveríamos), y el de la derecha, que fue el que seguimos, nos llevaba directamente al Puerto de los Amoladores y alcanzar así Sierra Cabrilla.
Este tramo fue el más bonito de toda la ruta. Discurría por la umbría de la cara oeste de Sierra Prieta, entre un bosque de pinos y pinsapos, algunos de reciente replantación, y con unas vistas espectaculares.

Solo este tramo hasta Sierra Cabrilla ya merecía la pena el madrugón

"Hubo una época increíble en que las cenizas cubrían toda la tierra y la nieve se convertía en sangre. Ya nada le importaba, la vida y la muerte le daban igual, tan solo las nubes y las oscuras montañas estarían allí para recibirle con esplendor y gloria."

Ja, ja, ja un poco de humor no viene mal de vez en cuando. Nos encontramos unos restos caprinos y Diego no se pudo resistir a quedar inmortalizado. Lo mejor es que se llevó el cráneo a casa, ya nos comentará lo que le dijo su mujer cuando apareció con tan peculiar trofeo.


En el Puerto de los Amoladores comenzaba la subida a Sierra Cabrilla. Antes tuvimos que sortear un par de vallas metálicas, aunque inteligentemente acondicionadas para el paso de senderistas.


Mientras subíamos al Cerro de la Blanquilla, a nuestras espaldas comenzaba a perfilarse la escarpada vertiente oeste de Sierra Prieta, por donde deberíamos subir a la vuelta. Aparentemente parecía inexpugnable pero una vez en sus faldas siempre aparecen pequeños recovecos por donde meterse.

Vertiente occidental de Sierra Prieta

La cima de Sierra Cabrilla era una gran meseta con piedras esparcidas entre verdes pastos hasta donde subían tanto las cabras salvajes como los rebaños de ovejas. Especulamos sobre el sitio tan privilegiado para hacer vivac en verano.

Llegando a la cima

Las vistas desde lo alto eran indescriptibles con la posibilidad de atisbar sierras y cimas de media andalucía. Todo un privilegio para los sentidos y muy recomendable adentrarse en esta sierra mucho más desconocida que Sierra Prieta.

Arriba ya destacaba el montículo de la cima

Toda la parte oeste, que permanecía en penumbra y que el sol aún no había alcanzado, presentaba unas curiosas formaciones de hielo laminado que el viento se había molestado de esculpir caprichosamente.

Cerro de la Blanquilla (1.503 m.)

Esta cima presentaba dos alicientes; por un lado asomarnos al impresionante Tajo de la Cabrilla, y por otro buscar el geocaching que había escondido por esa zona.

El geocaching lo encontró Juan sin dificultad, y además éramos los primeros en encontrarlo desde que fue colocado hacía más de 1 año

 Espectacular Tajo de la Cabrilla totalmente helado

Vistas desde el Tajo de la Cabrilla

Teníamos que bajar por donde habíamos subido hasta encontrar la valla de alambre que marcaba el desvío hacia Sierra Prieta.

 Bajando Sierra Cabrilla

Teníamos que seguir paralelos a la verja por la parte de dentro, incluso tuvimos que sortear algún tramo complicado, hasta alcanzar la cima de un collado.

Collado intermedio entre ambas sierras

La bajada hasta las faldas de Sierra Prieta fue un poco difícil debido a la cantidad de piedras sueltas laminadas de pizarra que nos encontramos y que te hacían resbalar a cada instante.
Una vez abajo aprovechamos para comer y reponer fuerzas ya que nos quedaba por delante la complicada subida a Sierra Prieta.

Mojón de los 3 términos

La subida fue durilla. Tuvimos que trepar en un par de ocasiones y meternos por un canuto nada recomendable en caso de mal tiempo.

Subiendo Sierra Prieta

Arriba, al igual que en Sierra Cabrilla, había una meseta y la cima estaba sobre un saliente con fantásticas vistas en todas direcciones.



Ahí también había un geocaching escondido pero, a diferencia del de Sierra Cabrilla, por más que buscamos y buscamos no hubo manera de encontrarlo. Llegamos a la conclusión de que que podría haber sido expoliado.
La bajada la hicimos por la ruta clásica de subida, por la cara este que daba a Casarabonela, por donde discurría un bonito sendero hasta el Puerto de la Madera.

Última foto de una jornada en la que disfrutamos mucho

Desde Puerto Madera enlazamos con el mismo sendero por donde, seis horas antes, habíamos comenzado la ruta. ¡¡¡ Hasta la próxima !!!

                                                 ¡¡¡ Nos vemos en esas crestas !!!






4 comentarios:

  1. Un saludo Rafael. Hace años que subí a la Prieta, pero no he subido nunca la Cabrilla. Gracias por el relato y por recordarme que están ahí.
    El día 5 iremos a Grazalema, por si os podéis apuntar. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡ Dia 5 imposible !!!
    Ese gentío agobiante, aparcar en el quinto co..., esos niños histéricos, esos caramelazos en la cabeza... en definitiva, esa cabalgata que si me la perdiera mi mujer y mis niños me odiarían el resto de mi vida je, je, je creo que no voy a poder ser. Te lo agradezco de todas maneras.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Este pasado día 6 hemos realizado esa misma ruta pero a la inversa, subiendo primero a Sierra Prieta. La bajada hasta llegar al mojón de los 3 términos se nos presentó bastante complicada debido a la humedad que presentaba la piedra; no obstante, es una ruta recomendable para todo el que guste de buenas sensaciones.
    Saludos.

    ResponderEliminar