miércoles, 16 de julio de 2014

● Sierra de la Sagra - Subida a la Sagra

Cima de la Sagra (2.381 m.)

18 de Abril de 2014
La cima de la Sagra es una de esas cumbres que todo montañero con inquietudes debería subir alguna vez. Es un macizo aislado y duro, identificable desde cualquier lugar por su forma de barca invertida, constituye motivo de peregrinación por buena parte de senderistas y montañeros que quieren tacharlo de su listado de cimas pendientes, no obstante incluye el aliciente de ser la cima más alta de toda la Cordillera Subbética.


Dificultad técnica: media alta, con mucha piedra suelta que dificulta parte de la subida y, sobre todo, la bajada. Con nieve se convierte en difícil.
Dificultad Física: media, la bajada es bastante exigente para las rodillas.
Tiempo Total: 4 h. 28 min. Distancia Total: 9,7 kms. Ruta circular.
Desnivel mín.: 1.528 m. Desnivel máx.: 2.381 m. Desnivel acum.: 872 m.
Participantes: Juan López y Rafael Blasco.
Cimas: La Sagra (2.381 m.).
Ubicación: Al norte de la provincia de Granada, muy cerca de los límites provinciales de Murcia y Albacete, entre los términos municipales de Huéscar y la Puebla de Don Fadrique.
Paisajes: Desde la cima principal, mirando al sureste, descubrimos frente a nosotros Sierra Bermeja y la Sierra de Montilla y, más hacia el este junto a la Puebla de Don Fadrique, la Sierra de Jorquera. Si nos acercamos a la cima oeste de la Sagra observaremos a nuestros pies el Embalse de San Clemente, la Sierra de Duda y Sierra Seca y, más hacia el oeste, el Parque Natural de la Sierra de Castril y la formidable extensión del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas. Al norte nos queda la Cuerda del Guillimona (o Grillimona) y la Sierra de las Cabras.
Accesos: Desde Málaga salimos por la A-45 dirección Granada, hasta enlazar con la A-92 que seguiremos hasta llegar a Guadix. A la altura de este municipio nos desviaremos al norte por la A-92N (o N-342) y, una vez pasado Baza, continuaremos por la A-330, primero dirección Huéscar y luego la Puebla de Don Fadrique. Justo a la salida de este pueblo, nos encontramos con un cruce a la izquierda dirección Ermita de las Santas. Seguimos por la GR-9001 hasta la altura del km. 6 donde encontramos un carril de tierra que sale a nuestra izquierda. Si seguimos por este camino llegaremos hasta el Refugio de la Sagra, punto de salida de la ruta.
GPS: Ruta subida a WIKILOC. Pulsa aquí para descargarte el track.
Mapas: Mapa del IGN, MTN50-Histórico nº 929, año 2005, Canal de San Clemente, escala 1:50.000.


Tanto tiempo pensando en ella y por fín nos animamos a afrontarla, a pesar de las más de 4 horas de ida en coche y otras tantas de vuelta desde nuestra querida Málaga, siendo la ruta más lejana por donde nunca nos habíamos aventurado.

La mole de La Sagra desde la distancia

Entre el madrugón y el viaje llegamos cansados al Refugio donde íbamos a iniciar la ruta. Existen numerosos itinerarios de subida con diversas dificultades y longitudes. Nosotros elegimos la ruta clásica, por el Collado de las Víboras, que además era una de las más cortas a sabiendas de que teníamos un largo camino de regreso en coche.

Refugio de la Sagra

Iniciamos la ruta caminando por la pista de tierra hasta el inicio del sendero. Se podía llegar en coche hasta donde comenzaba el sendero de subida, ahorrándote un poco más de 1 km., pero ya nos parecía acortarla demasiado y optamos por salir desde el mismo refugio. Lo que sí se podía hacer era atajar recto entre los pinos ahorrándote así parte de las cerradas curvas de la pista.

Conforme subíamos se nos iban abriendo vistas hacia las sierras del norte

Desde el comienzo de la ruta hasta la cumbre era una subida continua y sin descanso, primero entre pinares y luego por roca caliza.

Detalle de la curiosa formación de la Piedra de los Miravetes, como si la fabulosa roca se hubiera desprendido de la cumbre en tiempos lejanos 

El tramo entre los pinos fue muy reconfortante, por un sendero muy marcado, hasta el Collado de las Víboras donde desaparecía la vegetación y comenzaba la verdadera ascensión.



Últimos pinos aislados que se atrevían a desafiar el duro clima invernal de esta sierra

A partir de ese punto la subida se convirtió en mucho más dura, por la cantidad de piedra suelta y el frío intenso, lo que nos obligó a sacar los cortavientos.

Aquí se podía apreciar los montones de piedras sueltas que hacían que la bajada fuera muy cautelosa

Había puntos estrechos en los que incluso había que guardar cola para pasar, dada la afluencia de montañeros.

Detalle de la concurrencia durante la subida

Bonita perspectiva de la cima

El sendero final era muy cómodo para llegar disfrutando hasta la cima. Evidentemente en invierno con nieve, hielo y ventisca la cosa no debe resultar tan sencilla.

Algunos neveros aislados llegando a la cima


Una vez en la cima, las fotos de rigor, un poco de descanso y dimos buena cuenta de los bocadillos sentados en un mirador privilegiado. Todo un lujo.
Antes de iniciar el descenso nos acercamos a la cima oeste donde obtuvimos estupendas vistas del Embalse de San Clemente, Sierra Seca y las Sierras de Cazorla y Segura.

  El Embalse de San Clemente y la Sierra de Duda

La Sagra Oeste (2.353 m.)

La bajada, como dije antes, muy tortuosa y fatigosa con tanta piedra suelta. Despacito y con cautela llegamos hasta el refugio sin más contratiempos.
¡¡¡ HASTA LA PRÓXIMA !!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada